¿Qué es y como funciona el método bumping?

El Bumping es un método de apertura de puertas rápido y silencioso que se ha hecho cada vez más popular entre los delincuentes por su minimización del riesgo. Tanto si eres propietario de una vivienda como si tienes un negocio, es importante que conozcas los conceptos básicos del bumping y las medidas que puedes tomar para evitarlo.

¿Qué es la técnica del bumping?

La técnica del bumping es una forma de forzar cerraduras que se basa en una «llave bumping» especialmente diseñada para abrir una cerradura de cilindro. La llave se inserta en la cerradura y se golpea ligeramente con un martillo o un destornillador, lo que hace que los pasadores de la cerradura se salgan de su sitio. Esto permite que el cilindro gire y la cerradura se abra. El bumping es una técnica relativamente sencilla que requiere poca habilidad, por lo que es uno de los métodos favoritos de los ladrones.

Historia del método bumping

El origen del método bumping se remonta a la década de 1970 en Dinamarca, donde cerrajeros profesionales lo desarrollaron como medio para abrir cerraduras rápidamente sin dañarlas. Desde entonces, la técnica se ha extendido por todo el mundo y ahora se considera una amenaza real para casas, locales comerciales y otros edificios.

¿Cuándo utilizan el bumping los ladrones?

Los ladrones suelen elegir la técnica del bumping cuando la cerradura es de baja calidad o cuando el acceso al local es fácil. También es bastante habitual que los delincuentes utilicen este método en ventanas normalmente desprotegidas, ya que requiere poco tiempo y esfuerzo. Por tanto, es importante ser consciente del riesgo potencial cuando se utilizan este tipo de cerraduras en el hogar o en un negocio.

¿Cómo se puede evitar el bumping?

Cuando se trata de evitar la técnica del bumping, el paso más importante es invertir en cerraduras de calidad. Las cerraduras de calidad, como las que tienen funciones antibumping, están diseñadas para resistir la manipulación y pueden ser un valioso elemento disuasorio. Además, los propietarios de viviendas y las empresas deberían considerar la posibilidad de instalar un sistema de cerradura más avanzado, como un sistema electrónico o un cerrojo de seguridad.

Realizar pequeñas inversiones en seguridad también puede ayudar a disuadir a los delincuentes de intentar utilizar la técnica del bumping en tu propiedad. Por ejemplo, instalar cámaras de circuito cerrado de televisión o luces de seguridad con sensor de movimiento, así como mantener la propiedad bien iluminada y una línea de visión despejada hacia las puertas y ventanas.

En resumidas cuentas

La técnica del bumping es un método muy utilizado por los delincuentes para acceder a viviendas y negocios. Es importante comprender el riesgo potencial y tomar las medidas adecuadas para proteger tu propiedad contra los ladrones, como invertir en cerraduras de calidad, instalar un sistema de seguridad más avanzado y hacer mejoras de seguridad. Tomar estas medidas puede ayudar a proteger tu casa o negocio de la amenaza de la técnica del bumping.

Hay más métodos para la apertura de puertas, los cuales hemos explicado en un artículo anterior.